Colecho Seguro: 10 Pasos para Dormir con tu Bebe de Forma Segura

Colecho Seguro
¿Cómo empezar? Si sientes que tu bebe no descansa bien en su cuna o que actualmente irse a dormir se convierte en una pesadilla para todos, ¿porqué no probar algo que naturalmente calmará a tu bebé y tendrá además beneficios positivos para toda la familia?

El colecho es un gran cambio y no es para todo el mundo. Hay tantas formas de criar hijos como padres en el mundo y descubrir si el colecho es la solución ideal en tu caso depende solo de ti. Si sientes que quieres probarlo sigue estos consejos simples para para practicar dormir en “cama familiar” de forma segura.

Colecho Seguro: 10 Cosas a Tener en Cuenta para Hacerlo seguro.

  1. NO al alcohol, drogas o medicamentos. Es muy importante asegurarse de que nada está afectando tu capacidad para sentir la presencia de tu bebé en la cama. Esto significa abstenerse del alcohol antes de ir a la cama, no tomar drogas y no tomar medicación que pueda interferir con tus sentidos.
  2. NO al Cigarrillo. Fumar representa un riesgo significativo para los bebés (en términos de muerte súbita, asma y otras enfermedades). Idealmente los padres no deben fumar en la habitación donde el bebé dormirá o está durmiendo.
  3. NO agregar más personas o animales a la cama: No se recomienda compartir la cama con un bebe y ademas otro niño, mascota o adulto que no pueda darse cuenta de la presencia del bebé. No es seguro tener un bebé durmiendo con otros niños o animales domésticos, ya que pueden fácilmente comprometer su seguridad.
  4. Sacar todas las “obstrucciones” del camino: Asegurate de sacar todo tipo de almohadas, cojines o muñecos de peluche. Deja solo lo que imprescindible para una noche de sueño. Mantas, edredones, almohadas y otra ropa de cama para adultos presentan un riesgo de asfixia para el bebé. Si necesitas utilizar una manta te recomendamos cambiarla por una sábana o manta ligera y utilizarla hasta la cintura haciendo dormir al bebé más arriba, fuera de la manta.
  5. Tener un colchón firme: Es importante que la superficie donde vaya a dormir el bebé sea plana y firme, evita colchones muy suaves o de agua. El problema con las superficies suaves es que pueden ocasionar que el bebé se hunda corriendo el riesgo de obstruir sus vías respiratorias.
  6. Controlar espacios donde el bebe pueda quedar atrapado: Corre la cama para que solo quede un lado disponible y colocate del otro lado así te asegurarás de que tu bebé no ruede fuera de la cama. Las camas de adultos están diseñadas para adultos y no para los bebés. Esto es muy malo, teniendo en cuenta que más del 70 % de los padres traen a sus bebé a la cama con ellos en algún momento. Como resultado de ello, es importante que tengas cuidado de cualquier grieta u otros espacios en los que el bebé podría llegar a atascarse.
  7. NO intentar el colecho en otras superficies diferentes a camas o colchones: Dormir en un sofá o sillón no es seguro. Es demasiado fácil para que el bebé se caiga o se atasque y se asfixie.
  8. NO dejar al bebé solo en la cama desatendido: Tu bebé podría caer fácilmente. No dejes que tu bebé duerma sobre una almohada ni pongas almohadas a su lado. Él puede rodar fuera o ser cubierto por alguno de los pliegues de la misma almohada. Si no vas a estar en la habitación, pon a tu bebe en un lugar seguro, como un moisés o una cuna, hasta que regreses.
  9. NO abrigar al bebe de más: Viste a tu bebe con ropas livianas a la hora de acostarse. El contacto contigo y con tu cuerpo aumentara de forma natural su temperatura. Si tu te encuentras cómoda con la temperatura del ambiente, él de seguro también lo estará.
  10. Ten en cuenta tu estado físico, no lo intentes si estás con mucho cansancio o con alguna enfermedad que pueda comprometer tu habilidad de atender al pequeño. Si te sientes con mucho cansancio o agotamiento, presta más cuidado que de costumbre ya que tu agotamiento extremo puede resultar en que prestes menos atención y termines rodando sobre el bebé o cosas por el estilo. Si realmente no te sientes con energías para hacerlo es mucho mejor que tu bebé duerma en una superficie separada, pero todavía en la misma habitación.

Colecho Seguro: Otras Aclaraciones Importantes

Las personas que son extremadamente obesas deben asegurarse de no crear un “hueco” en el colchón que podría convertirse en una grieta peligrosa para el bebé y su respiración. El pelo excesivamente largo debería recogerse, para evitar que se enrede alrededor del cuello del bebé. Ten en cuenta de no llevar ropa o joyas que puedan hacer que el bebé se sofoque o enredarse. Y, también se recomienda no usar perfumes u otros productos perfumados en la cama, ya que esto puede afectar la capacidad del bebé para respirar con claridad.

Por último, el colecho no siempre funciona y algunos padres simplemente no quieren dormir con su bebé. Y eso también está bien. No te conviertes en mejor o peor padre por hacerlo. Pero si sientes que quieres darle una oportunidad, inténtalo. Si funciona y es una experiencia agradable para toda la familia, continua. Si no, prueba otras cosas pero recuerda, no hay receta mejor que la que funciona para ti y para tu bebe.

Y tu, ¿has probado el colecho? ¿Qué experiencias puedes contarnos? Dejanos tu comentario más abajo, nos encantaría escucharte (y si crees que esto puede servirle a otra persona, compartelo!)

¿Te gusta este artículo? ¡Compártelo!

Opina

*