Colecho y Cómo Prevenir la Muerte Súbita

 

La muerte de un hijo siempre es devastadora pero puede ser aun mas difícil de llevar si se trata de un bebé. La Muerte Súbita es una amenaza que todos los padres de bebés enfrentamos, lee mas aquí de qué se trata y qué puedes hacer para prevenirla a través de la practica del colecho.

¿Qué es el Síndrome de Muerte Súbita en Bebes?

Se define como las muertes en niños menores de 1 año de edad que ocurren de forma repentina e inesperada, y cuya causa de muerte no son inmediatamente evidentes luego de una investigación.

Como la mayoría de los casos se producen mientras el bebé duerme en su cuna, este tipo de muerte recibe a veces el nombre de “muerte en cuna”. Pero hay que aclarar que la cuna no es la causa de la Muerte Súbita. No obstante, otros aspectos relacionados con el sueño del bebé pueden aumentar o disminuir su riesgo.

Muerte Súbita en Bebes: ¿Qué tan frecuente?

Es la causa principal de muerte entre los niños de 1 a 12 meses, y es la tercera causa de mortalidad infantil en los Estados Unidos. Aunque la tasa general de muerte súbita en los Estados Unidos ha disminuido en más del 50% desde 1990, las tasas en personas de color no hispanos y americanos de descendencia indígena siguen siendo desproporcionadamente mayor que el resto de la población. Reducir el riesgo de Muerte Súbita en bebés sigue siendo una importante prioridad de salud pública para este y muchísimos otros países.

¿Existe algún grupo de bebés más vulnerables a la Muerte Súbita?

Sí, los niños que se enumeran a continuación están en mayor riesgo de sufrir Muerte Súbita:

  • Los hijos de madres que durante su primer embarazo tenían menos de veinte años.
  • Los hijos de madres que no realizaron los adecuados controles prenatales.
  • Los hijos de madres que quedaron embarazadas nuevamente en un lapso muy breve de tiempo.
  • Los bebés prematuros y aquellos que se presentaron bajo peso al nacer, así como los bebés de nacimientos múltiples (mellizos, trillizos, etc).
  • Los hijos de madres que fumaron durante el embarazo o después de nacer el bebé.
  • Los bebés que son acostados a dormir boca abajo.

La buena noticia es que esto puede prevenirse. Un estudio muestra que el riesgo de muerte súbita en bebes puede disminuir en una quinta parte simplemente compartiendo la habitación con adultos no fumadores. Una práctica muy simple pero increíblemente poderosa.

Muerte Súbita en Bebes: El Colecho como Prevención

Compartir la cama con tu bebé puede ayudar a prevenir la muerte súbita. Una nueva investigación ha demostrado que en la mayoría de los casos la muerte súbita es causada por la incapacidad de un bebé para despertarse a sí mismo de su sueño. Normalmente, cuando ocurre algo que amenaza el bienestar del bebé como una dificultad para respirar, por ejemplo, los bebés suelen despertarse automáticamente para pedir ayuda. Por razones que aún se desconocen, en algunos casos, este “mecanismo de protección” no se enciende, aumentando el riesgo de padecer muerte súbita.

Según el Dr. James McKenna, Director del Laboratorio del Sueño de la madre y el bebé y profesor de Antropología de la Universidad de Notre Dame es en estos casos donde el colecho puede ayudar positivamente a la supervivencia del bebe. El doctor y su equipo han realizado numerosos estudios en madres y bebes que practican colecho. Su grupo de investigadores encontró que la mamá y el bebé que duermen juntos comparten patrones similares de fase de sueño, lo que se llama como “armonía nocturna”. Tanto la madre como el bebé entraban y salían de las fases del sueño en un similar, pero no siempre idéntico, patrón. Algunos investigadores especializados en muerte súbita creen que este mecanismo ayuda a la prevención y protección del bebé . Esta armonía también puede estar relacionada con una sincronización psicológica entre las madres y los bebés que practican colecho. La madre que comparte su cama con su bebe tiene mas probabilidades de sentir inconscientemente si la salud de su bebé está en peligro y despertarse.

Los investigadores también creen que el dióxido de carbono que la madre exhala cuando se duerme cerca de su bebé puede ayudar a estimular la respiración del mismo. Además, los recién nacidos que duermen con sus madres tienden a dormir de forma automática sobre sus espaldas, con el fin de acceder más fácilmente a las tomas nocturnas. Y dormir boca arriba ha demostrado ser uno de los mas efectivos medios para reducir el riesgo de muerte súbita. Mientras que los bebés que duermen por separado de sus madres han demostrado producir una disminución de la cantidad de sueño REM, el estado de sueño en el que es el más probable que se produzca el “mecanismo de protección” que mencionábamos antes.

Si estas pensando en dormir junto a tu bebé esto puede ayudarte a tomar la decisión. Y si quieres comenzar recuerda hacerlo de forma segura (en este blog encontrarás muchísima información sobre eso).

Por ultimo si tienes dudas o consultas particulares sobre la muerte súbita en bebes siempre puedes acercarte a tu medico o pediatra, de seguro te ayudará. Sólo recuerda que dondequiera que tu y tu bebé obtengan la mejor noche de sueño es la disposición correcta para tu familia.

Y tu, ¿qué medidas has tomado para prevenir este mal entre los mas pequeños? ¿Algún consejo que quieras compartir con otros padres que recién se inician en estos temas? Cuéntanos, nos encantaría escucharte.

¿Te gusta este artículo? ¡Compártelo!

Opina

*